House-sitting · Mi experiencia como house-sitter

Cuidado de mascotas por el mundo

En este vídeo te cuento cómo es viajar haciendo housesitting, es decir, cuidar mascotas y casas a cambio de alojamiento gratis. No es un trabajo y no se remunera en ningún caso.

Hasta la fecha (diciembre de 2021), he realizado nueve housesits en diferentes lugares: tres veces en Estados Unidos (California y Florida), dos veces Irlanda (Dublín y Co. Wicklow), y cuatro veces en España (Alicante, Mallorca, Valencia, Barcelona), con una duración de entre 5 días y 1 mes. Comencé en 2019, aunque llevo inscrita en la web de Trusted Housesitters desde 2018.

A continuación, respondo a algunas de las preguntas que me han hecho sobre el tema en mi cuenta de Instagram @traductoraviajera.

¿Cómo encuentras los lugares donde hacer house-sitting?

Existen varias plataformas para dueños (home owners) y cuidadores de mascostas/casas (house-sitters o pet-sitters), algunas específicas para ciertas localizaciones (EE. UU., Australia, Canadá, Nueva Zelanda, etc.). Yo utilizo desde el principio Trusted Housesitters, donde puedes encontrar casas o cuidadores, según sea el caso, en cualquier parte del mundo.

Otras webs de housesitting (no las he probado):

¿Cómo sabes si son un timo o no?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que estas webs de house-sitting cobran una cuota, por lo tanto el acceso está restringido exclusivamente a los miembros. Actualmente, Trusted Housesitters cuenta con distintos tipos de membresías, que van desde los 99 € a los 199 € al año. También existe la posibilidad de registrarse como dueño de mascota y cuidador al mismo tiempo con la membresía combinada. Si te inscribes desde este enlace, recibirás un descuento del 25 % (si usas mi descuento, a cambio, mi membresía se ampliará dos meses gratis).

Por otro lado, una vez que termina la estancia, existe la posibilidad de que ambas partes dejen una reseña sobre la experiencia. Por lo tanto, puedes tener en cuenta las opiniones de los anteriores house-sitters para saber si es lo que estás buscando.

Y, por último, otra opción que recomiendo es hacer una videollamada para charlar virtualmente y aclarar todas las dudas que pueda haber antes de tomar la decisión de confirmar el housesit.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Sara ✨ Traveling Translator (@traductoraviajera)

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Sara ✨ Traveling Translator (@traductoraviajera)

aparte de la cuota de la membresía, ¿hay que pagar algo más por la estancia?

No, el intercambio consiste en cuidar las mascotas y la casa como si fueran tuyas, a cambio de alojarte gratuitamente allí. El cuidador se encarga de pagar su viaje y su comida. En ocasiones, algunas cosas pueden variar un poco, como el tema de la comida o la gasolina, si te prestan su coche. También he visto alguna vez que hay dueños que piden el pago de los gastos de luz, agua, etc. durante la estancia, pero a mí no me ha ocurrido nunca. En cualquier caso, deberían avisarlo de antemano. Por supuesto, cualquier tipo de gasto veterinario también le corresponde al dueño.

Si no encuentras casa, ¿te puedes anunciar como housesitter?

En el caso de Trusted Housesitters, no existe esa opción. Los únicos que pueden publicar anuncios son los dueños. Los housesitters pueden enviar tantas solicitudes como quieran. También existe la opción de que los dueños envíen invitaciones directamente a los housesitters que más les gusten.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Sara ✨ Traveling Translator (@traductoraviajera)

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Sara ✨ Traveling Translator (@traductoraviajera)

¿Has tenido alguna mala experiencia?

Afortunadamente, nada grave. Tuve un gran susto con una de las mascotas, pero todo terminó bien, por suerte, así que quedó solo en una anécdota. 

Un par de veces me he alojado en casas que no se encontraban en las condiciones mínimas que yo considero aceptables en cuanto a limpieza, lo cual es bastante incómodo porque te toca hacerlo a ti nada más llegar. Con el resto no tuve ningún problema. Normalmente, suele estar todo muy limpio y cuidado y, a mi modo de ver, así es cómo lo deben encontrar los dueños cuando vuelven.

¿En alguna de las casas te han restringido el acceso a ciertas zonas?

Sí, pero solo zonas privadas que yo no necesitaba utilizar, como su dormitorio principal.

¿has compartido la casa durante algún día o noche con los dueños?

Sí, esto es bastante habitual el día de llegada. La mayoría de los dueños quieren asegurarse de que la persona que va a cuidar de sus mascotas y su casa ha llegado bien, antes de que ellos se marchen, así que es posible acordar la llegada para uno o dos días antes, por ejemplo. Además, sirve para resolver todas las dudas que puedan surgir in situ, saber las cosas básicas sobre el funcionamiento de la casa o hacer un recorrido por el barrio, entre otras cosas. Algunos incluso se ofrecen a acompañarte a hacer la compra.

¿Hay un máximo o mínimo de estancia? Generalmente, ¿Cuánto tiempo es?

No hay mínimo ni máximo. Cada dueño señala en su anuncio las fechas exactas en las que necesita housesitter. En mi caso, he tenido estancias desde cinco días hasta un mes y, aunque pueda parecer complicado sincronizarlo todo, también he tenido la oportunidad de hacer varias consecutivas.

 

¿Te gustan las mascotas y explorar nuevos lugares? Es hora de descubrir TrustedHousesitters.

[ Descuento 25 %]

To Register for HouseSitMatch.com